dai volontari

Despues de 6 meses en Italia

Por Ana Juarez

Desde que salí de Guatemala en septiembre del 2016 todo ha sido una aventura, desde viajar sola por 14 horas en una avión, tratar de explicar en Mùnich-Alemania que estoy en Europa para hacer un voluntariado sin hablar aleman, cargar con todas las maletas en el aeropuerto, olvidarlas en el bus, subir las maletas por las escaleras para tomar el tren, estar a punto de perder el tren, preguntar una dirección sin hablar italiano, Alemán o ingles, llegar a Bolzano, recibir una formación sobre la multiculturalidad, escuchar por una semana ingles, italiano, español todos estos idiomas al mismo tiempo, tratar de comunicarme en italiano usando palabras en español, equivocarme y reirme de cada error, hablar un “italianol” perfecto, escuchar en las calles de Tento una bella orquesta sinfónica de idiomas, hasta finalmente acostumbrarme a cambios constantes, cada día un reto, cada día miles de palabras por aprender, verbos que conjugar, obstaculos por superar y mucho trabajo por hacer.

Despues de 6 meses en Italia, puedo hablar italiano para expresar mis ideas, hacer preguntas, entender los letreros, leer las instrucciones en las latas de comida (la mayoría verduras y frutas se vende en cajas de plástico o latas pero eso no fue una sorpresa), entender que el bálsamo es un acondicionador y no se usa como crema para peinar despues de la ducha y la cosa mas bonita de hablar y entender italiano es que finalmente entiendo lo que hablan los chicos y las chicas entre ellos, al inicio no entendía nada, pero nada y es por que los jóvenes cuando hablan rompen con todas las reglas gramaticales por ejemplo: para decir “tranquilo hermano” en italiano se dice “tranquillo fratello” y los chicos para abreviar dicen “tra fra” que en el italiano “tra” y “fra” significa “entre” no entendía el significado de la frase, o era “tra” o “fra”, las primeras veces que escuchaba en el bus a alguien decir “si, ma tra fra, dai” traduccion (si, pero tranquilo hermano, dale) mis neuronas se volvían locas tratando de encontrar conexiones y darme una traducción razonable pero no encontraban nada, preguntando aprendí su significado y tambien otras palabras y bueno se aprende con el tiempo, finalmente despues de 6 meses entiendo lo que dicen pero aun no logro hablar como ellos, hace unos días configure en mi teléfono al italiano, no lo había echo antes porque tenia miedo de presionar algo sin saber y arruinar todo, ahora tengo la confianza de que no sucederá.

Despues de 6 meses, tengo amigos con quien puedo salir a tomar un aperitivo o tomar un café o con quienes puedo tener una conversación, hablar de nuestras vidas, sueños, no ha sido fácil tener amigos italianos y el invierno no ayuda tanto, muchos prefieren estar en sus casas y les doy toda la razón, el invierno es duro, había sentido en Alemania los menos cero pero nunca por 4 meses seguidos y dicen los trentinos que tuve suerte por que en otras ocasiones ha nevado por semanas enteras y el frió es aun peor, esos cuatro meses fui un cebolla con mil capas de ropa, en otra ocasión les contare a detalle como fue el invierno, la primavera esta llegando, hay sol, los días son mas largos y hay vida en las calles, he visto como ha cambiado el semblante de las personas, las pajaros cantan, las fuentes de agua funcionan nuevamente, hay agua fresca que se puede tomar en las calles, las flores de colores están por todas partes y cuando salgo de la oficina el sol todavía esta,despues de la oficina quiero hacer mas cosas, me siento aun con energía, en invierno quería salir tomar el autobus, llegar a casa y leer.

Despues de 6 meses, en la oficina, podemos reír y bromear de las historias y aventuras de cada una, contar historias y entender la mayoría de palabras y la mayoría de chistes, puedo proponer cosas, explicar mis ideas, preguntar, tengo un ambiente de oficina cómodo, libre. Ayer termine un curso de comunicación en una organización, era todo en italiano, no use traductor, no fue fácil pero entendí como funciona la oficina de periodismo en Italia, (bastante parecido a Guatemala) hacer conferencias de prensa y mas cosas, esos son otros cien pesos que les contare luego.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *